Cryo Cord logo CrioCord

células madre del cordón umbilical

Las Células Madre

El origen de la Vida

Contratación Online ¡Haz click aquí!

Conservar la sangre del cordón umbilical

Conservando la Sangre del Cordón Umbilical con Crio-Cord estamos dando a nuestros hijos una oportunidad única para enfrentarse a enfermedades graves como la leucemia.

En Crio-Cord conservamos Células Madre Hematopoyéticas (HSC) y Mesenquimales (MSC), las primeras sirven para regenerar todas las células de la sangre y el sistema inmune, por su parte las MSC ayudan a reducir la severidad del rechazo en un trasplante de HSC, mejorar el prendimiento de los trasplantes y lograr una mejor reconstrucción de la médula ósea. Además las MSC, gracias a su capacidad para regenerar multitud de tejidos diferentes, son consideradas como la base de la Medicina Regenerativa del Futuro.

A pesar de que existen otras fuentes posibles de HSC y MSC, la Sangre y el Tejido del Cordón Umbilical son la mejor fuente para su obtención. Al tratarse de las Células Madre más jóvenes tienen una mayor capacidad de multiplicación y de especialización, contribuyendo a aumentar su efectividad. Además su obtención es un proceso muy sencillo y sin riesgo para la madre y el bebé.

Hoy en día la probabilidad de que una unidad de sangre de cordón autólogo sea utilizada para trasplante es muy baja,  y su utilización se ha limitado a patologías en pediatría, fundamentalmente en la aplasia medular adquirida, tumores sólidos de alto riesgo (neuroblastoma, sarcoma de Ewing, meduloblastoma y tumores germinales) y algunos linfomas no Hodgkin en segunda remisión. Actualmente no existe una evidencia clara de que estas células puedan ser utilizadas para la medicina regenerativa o para tratar otras enfermedades en el futuro. Hay varios ensayos clínicos iniciales para probar la eficacia de células autólogas para algunas indicaciones. Sin embargo, en la actualidad es imposible predecir los resultados de la investigación que pueden afectar el potencial uso futuro de estas células.

 

Aunque existen múltiples ensayos clínicos que han intentado demostrar la eficacia de las células mesenquimales en el tratamiento de diferentes enfermedades, no existen conclusiones claras al respecto, siendo imposible en la actualidad predecir los resultados de estas investigaciones sobre el potencial uso futuro de las células mesenquimales.